La historia de “la niña” que José Daniel Ferrer intentó manipular

ENFERMEDAD SIN CURA 

A ella le dicen “La Niña”, aunque tiene 37 años. Cuando más pequeña era igual que el resto de las niñas y los niños de su escuela, pero el tiempo luego fue transformándolo todo. Su amplia variedad de retrasos en el desarrollo y discapacidades físicas causadas por un trastorno genético hicieron lamentablemente que se quedara detenida en el tiempo. 

Olivia Mesa Robinson tiene retraso mental, vive en el Reparto Marmol, en Altamira, Santiago de Cuba, y tuvo la desgracia de nacer en el seno de una familia que no le ofrece amor ni las atenciones que merece. La ayuda del gobierno, doctores y de las personas de la localidad que la conocen ha llegado, pero ante unos padres alcohólicos que no hacen más que mal atenderla, la solidaridad ha quedado al pairo muchas veces. 

Duele y es triste. Si “La Niña” hablara, cuántas cosas diría de los padres y de todas las cosas que ellos han vendido para su beneficio personal, incluyendo refrigerador, materiales de la construcción, ropa, alimentación, aseo y quien sabe cuántas cosas más que le han regalado. Los propios vecinos que han visto el maltrato, la desidia, la apatía y la falta de preocupación por sus progenitores declaran que ellos han manifestado abiertamente “que les conviene que La Niña esté así”, y semejante afirmación atraviesa en forma de puñal todo valor humano. 

Lo último que ocurrió es que el techo de la casa se desplomara. Por suerte nadie salió herido. Hasta allí llegaría José Daniel Ferrer, el conocido “contrarrevolucionario”, “opositor”, “líder” de payasadas (incluyendo la arremetida de su cabeza contra una mesa para mostrar ante el mundo sus golpes propiciados por “la dictadura” y que todos vimos en televisión nacional), para utilizar a esta familia como una muestra de miseria y dejadez por parte de las autoridades cubanas, y eso sí me incomodó mucho, como le pasó a un pueblo enardecido que se paró frente a la casa de los damnificados a cantarle las cuarenta por manipulación.  

Olga Lidia Delisle Méndez, de quien obtuve la entrevista que aparece en el video que les comparto, gracias a la colaboración de la Página de Facebook “Unpacu, Mercenarios y Delincuentes” y quien fuera una de las mujeres que sostuviera en público duras palabras con José Daniel, declaró que, si la policía no hubiese llegado a tiempo, cualquier cosa hubiese pasado. 

Personalmente, no soy partidario de la violencia, pero encabrona –así con todas las letras- una situación como esa, y si digo que la policía le salvó la vida a José Daniel Ferrer pudieran en los Estados Unidos hasta asombrarse. Hasta la youtuber conocida por Yamila-La hija de Maceo, hizo publicaciones amenazadoras contra las mujeres que participaron en el altercado contra la injusticia. Y yo me pregunto: ¿quiénes son más miserable, si la familia de “La Niña” o estas personas que difaman o incitan a que corra la sangre?  

Se puede estar o no de acuerdo con un sistema político, pero de ahí, a utilizar una persona con discapacidad de Síndrome de Dow para hacer campaña contra el gobierno, y luego ganar dinero enviado desde el norte es un insulto a la dignidad, es un acto inhumano desde lo más intoxicado del ser, y eso sí se diagnostica como una enfermedad sin cura.

Tomado de la Página de Mauro Torres en Facebook

2 comentarios

Responder a frank orozco guerra Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s