El Youtuber influencer Ultrak ataca a su padre por pensar diferente

Un hijo no tiene por qué pensar como sus padres. Un hijo no tiene por qué vivir la vida de sus padres. Pero los hijos tienen la obligación de ser agradecidos. No importa cuántas veces hicimos llorar a nuestros progenitores, si lo más importante está en saberlos amar y respetar. No sólo porque ostentan el sacrificio por nosotros, sino porque asumieron darnos la vida que hoy se disfruta, y porque se alegran o sufren de cada paso que damos.

Por eso no entiendo cuando el influencer Jorge Ramón Batista Calero, conocido por “Ultrack”, arremete públicamente contra su padre Jorge Francisco Batista Batista por ser una persona que defiende a la Revolución Cubana o compartir la publicación que hiciera Arnaldo Rodríguez, director de la agrupación Talismán, sobre su inclusión en la Lista de Otaola. No entiendo, cuando le dice por las claras que “una tarjeta AIS de mi parte no vas a tener”, alegando que lo hace porque le corresponde.

Jorgito (Ultrack) es hijo de Lidia y Jorge, una trabajadora de la salud y un Ingeniero Mecánico de la provincia Holguín en Cuba. Ambos son trabajadores incansables, gente buena de este país que se esfuerza por un futuro mejor. Gente que incluso, representan un ejemplo para nuevas generaciones de ese territorio como profesores. Sin embargo, Ultrack los desacredita ante sus prosélitos. Para él es más importante un like que el amor profesado por su sangre. Valdría preguntarle seriamente qué haría con sus padres si su causa triunfa, cuando ha dicho públicamente que hay que matar a todos los comunistas. Mejor ni pensar en un acto tan cruel y miserable.

Confieso que cuando me enteré de que “Ultrack” posee un hijo en Cuba que no le da la atención necesaria, me quedé sin palabras. No llama. No se preocupa. Será que ha olvidado el amor que le dieron, que como hijo o progenitor sigue siendo ingrato y desagradecido.

Para sus ascendientes esta situación es muy difícil, y desde mi humilde posición, los apoyo sea cual sea su decisión, porque aquí hablo de su hijo. Y yo sé, porque lo vivo diariamente, que los padres son como los puertos hacia donde se regresa siempre para seguir adelante. Allí encuentro el perdón.

Todo esto me obliga a pensar en los motivos que obligaron a Ultrack a arremeter contra su propio padre, y no me cabe en la cabeza que lo haya hecho por dinero, por ganar seguidores, o por simplemente no marcarse como “comunista” en ese mundo en el que vive en los Estados Unidos. Yo puedo estar de acuerdo o no con las ideas de mis creadores, pero las respeto, y no me atrevería nunca a desacreditarlos en público por el simple hecho de pensar diferente.

Evidentemente en este caso se cumple el principio de que “quien no quiere a su Patria no quiere a su madre” y yo le agregaría también a su padre.

Tomado de La Página de Mauro Torres

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s