La verdad sobre la historia de Mileydis Goodin sobre el niño que vive “desatendido” en Guantánamo

Rosalía González Morán publicó en el blog La Guantanamera, la historia del  niño que según publicación de Mileydis Googin en su perfil de Facebook, el niño no tenía atención por las  instituciones “responsables” de la situación del menor de edad, que vive con su abuela alcohólica.

La autora entrevistó a Ariel Ruíz  Martinez, Especialista Principal del grupo de Prevencion, Asistencia y Seguridad Social del municipio de Guantánamo, quien afirma que el caso se trabajó desde el inicio por todos los canales adecuados.

En la comunidad se han hecho varias dinámicas de trabajo con el grupo de prevención, integrado por una fiscal, un oficial de menores, un miembro del consejo de subdirección del área de Salud Pública,  la FMC, los CDR y otros organismos que, de forma directa e indirectamente, influyen positivamente en la trasformación de esta problemática social.

El especialista explica que hace alrededor de un año trabajaron con el caso a nivel provincial, pero refiere que en ese hogar, hay problemas de higiene y ello atenta contra la estabilidad emocional de los menores, que también han sido atendidos oportunamente por el médico del consultorio.

En la vivienda viven 6 personas, 4 de ellos son menores de edad y es una familia disfuncional, entre ellos una abuela alcohólica, enfermedad de la que se tiene conciencia de ello por parte de las autoridades y se trabaja en cambiar la realidad en que vivien, seguen explica Ariel Ruíz.

El caso de este niño y su familia, informo que se trabajó desde el inicio por todos los canales adecuados. En la comunidad se han hecho varias dinámicas de trabajo con el grupo de prevención, integrado por una fiscal, un oficial de menores, un miembro del consejo de subdirección del área de Salud Pública,  la FMC, los CDR y otros organismos que, de forma directa e indirectamente, influyen positivamente en la trasformación de esta problemática social.

También fue entrevistada Marisyolbis Castillo Planes, especialista principal del Consejo Popular Sur Isleta de la dirección municipal de Trabajo, quien informó que la familia está protegida desde 2015 por la asistencia social.

A la madre se le asignó una prestación económica, que posteriormente se le incrementó a los tres años, que, se le retiró porque con ello no atendía a los niños, sino los utilizaba para su beneficio propio, según explica Castillo Planes.

“La escuela Mártires de Barbados donde estudian los menores, los ha ayudado en todos los sentidos pues ahí conviven prácticamente todo el tiempo tres de sus hijos, esta madre solo tiene a su cargo al más pequeño”.

Duele decir que, en ese hogar, no existe responsabilidad alguna por alimentación en tiempo de los hijos como está establecido por la ley, pues esta madre vende todo lo que el Estado Cubano pone en sus manos, entre ellos una cocina de inducción que le facilitamos acá, además de la leche y los productos de la canasta básica.

“En la vivienda hay mucha falta de higiene, está completamente inhabitable. A pesar de ser una mujer de solo 35 años, no se ocupa de la higiene personal de los menores, además, sale en horario nocturno y deja solo al más pequeño que, hasta altas horas de la noche, deambula por el barrio. 

En otro momento de la entrevista aclara la funcionaria que se tiene conocimiento que la madre estudió en una escuela especial, sin embargo, los exámenes médicos arrojan su capacidad para trabajar y se le ha ofrecido empleo y nada le conviene.

“El Ministerio de Educación en esta provincia también ha incidido positivamente en este caso, sin embargo, la despreocupación de esta madre echa por la borda este trabajo. Recuerdo cuando uno de los niños estaba en el seminternado Aguedo Morales Reyna, como los padres y la directora de la escuela lo ayudaban con el pago de la chequera, la merienda, con el lavado de los uniformes… E incluso, una vecina lo recogió y lo atendió en su casa durante 4 meses, pero el niño no se quería bañar, no hacía caso, estaba completamente deformado y tuvo que regresar a su hogar.

La comunidad ha incidido también en el cuidado de estos menores, pues en el barrio los atendían, le daban de comer…, pero ahora ha cambiado esta situación y, aunque ellos no deben culpa, los vecinos valoran que la madre no coopera con nada porque no le interesa la situación de sus hijos, concluyó”. 

Todas las instituciones explican que seguirán preocupados por este asunto y por los otros que lleguen a sus oficimas

Información tomada del blogs La Guantanamera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s