Ridiculizan a Otaola por el reciente partido político que intenta agrupar a la oposición en Miami

Luego de varias denuncias de exiliados cubanos sobre la falta de transparencia de autotitulados líderes del nuevo exilio que apuntan a la corrupción, surge en Miami un nuevo Partido Político de la mano del influencer Alexander Otaola. Otaola lanzó el llamado “Partido de Pueblo” como un golpe de efecto que ha traído más burlas que seriedad en el proyecto.

La prisa del anuncio llevó a Otaola y su equipo a cometer evidentes errores de principiantes y está recibiendo una ola de críticas y burlas en las redes sociales a pesar del apoyo de medios oficiales que también han pasado por alto las pifias cometidas en la propuesta del influencer.

Los símbolos que han utilizado muestran elementos reiterativos que podemos encontrar en instituciones del gobierno de la isla como si fuera una copia al carbón. Igualmente llama la atención la equivocada utilización de las reglas que el idioma español acuña para la utilización de las siglas (en el caso de Otaola su PDP)

Henrik Hagtvedt, artista de la plástica y profesor de Marketing en el Boston College ha investigado mucho sobre la relación de las empresas y sus logotipos. Asegura que un logo mediocre e incompleto lo único que transmite al público es señal de desconfianza y es lo que ha sucedido.

Un nuevo partido en el exilio con un logotipo deficiente, poco creativo y apresurado no puede transmitir seriedad de nada. Peor aún es la mala utilización de las siglas que denota un pobre manejo del idioma español lo cual para un pretendido líder y su equipo, solo transmite una imagen de ignorancia y mediocridad.

En inglés, las siglas pueden tomar la primera letra mayúscula de artículos, conjunciones etc, como POTUS (President of the United States). Pero en español es diferente.

La RAE en su acápite 8 para este particular estipula que las siglas en español deben solo tomar la primera letra mayúscula, pero omitir tanto conjunciones, artículos, preposiciones o contracciones como “del”. Los grafemas usados en este logo constituyen un error y su nombre puede, incluso, ser considerado como un plagio ya que el conocido Partido Ortodoxo (socialista) de Eduardo Chibas realmente se registró como Partido del Pueblo. Lo correcto sería PP y no PDP. Y PP es un nombre registrado en España. Lo que no queda claro es si estos errores son intencionales al apoderarse de un nombre populista. En las redes varios escritores y periodistas apuestan por ignorancia.

Tal y como si fuese una orden emitida de un alto mando , tanto Rosa María Paya y Eliécer Ávila , “influencers” asociados a esos proyectos, iniciaron una especie de maratón ofensivo en redes sociales, aparición en canales de televisión, conferencias públicas y para colmo el anuncio del Partido del Pueblo como si fuese un perfecto plan de marketing cibernético dirigido a colmar la atención mediática en aras de una legitimidad del exilio y distraer la atención de escándalos como el barco de ayuda a Cuba y el enriquecimiento de estos líderes a partir de trucos en las ONG previamente denunciados en redes sociales .

Lo que quizás es un hecho es que estos personajes están haciendo lo posible por establecer una coartada para noviembre próximo en el que se juega no solo el destino de Estados Unidos en evitar un socialismo en el gobierno, sino la consumación del sueño anhelado de conquistar La Habana dónde estos “líderes pacificistas” estén aspirando a una posición en el también soñado Gobierno pos socialista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s