Las 50 sombras de Milanés (Primera parte)

Alejandro Gutiérrez Morales graduado en el medio de las comunicaciones en la FAMCA, con poca trayectoria como realizador, pero ardua como asistente de dirección de Fernando Pérez, donde aprendió a asistir a grandes figuras de la cultura cubana, preparación que le dio para desarrollar esta labor, a su esposa la hija del reconocido compositor Pablo Milanés.

Alejandro que se precia de hombre de “carácter”, en los 9 años que ha desempeñado esa tarea a soportado malacrianzas y menosprecios de artistas incluyen a su esposa e hijos de papá, guiado por su afán de ganar dinero y el conocimiento que tiene que solo conserva ese trabajo por el respaldo que le representa el nombre de su suegro Pablo Milanés. Por lo que se guarda su orgullo y sede su dignidad por mantener su estatus de vida y no regresar a Marianao, barrio de donde salió.

La “fidelidad” mostrada a su esposa, tiene dos motivaciones principales: no perder el nivel de vida que esta le facilita a partir de la gran influencia de su padre en el mundo artístico cubano, y tratar de evitar que Haydee, mujer de gran belleza, sensualidad y ternura, pueda ser seducida o sentirse atraída por otra persona.

Uno de estos casos de hombres víctimas de sus encantos, recordemos que fue el pachanguero mayor David Blanco, con quien tuvo un intenso romance de más de un año.

Fuentes cercanas a la artista revelan que este sentimiento prevalece en la joven Milanés; algo que es de esperar pues para nada tiene comparación alguna.

Por esa dependencia de Alejandro de su pareja es que, continúa siendo un “gran asistente y representante” de ella, en lo profesional y en lo personal. Amistades cercanas a la pareja, aseguran que Alejandro continuó representando su papel de buen esposo durante la reciente celebración de su aniversario de relaciones, a pesar de que, en días anteriores, conoció de una “aventura amorosa” de la sensual artista. Esta vez mediante las redes sociales, algo habitual en ella, pues sabe dar respuesta a sus admiradores por muy lejanos que estén.

Continuará…

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s